El orden de las cremas

Para muchas aún hay cierta confusión entre crema, limpiadora, suero, bloqueador, maquillaje, y todo lo que nos ponemos. El orden en cómo nos aplicamos los productos es fundamental para aprovechar al máximo sus beneficios e ingredientes activos.

La regla es muy sencilla, tus productos los debes de ir aplicando de acuerdo a su densidad. Es decir, un suero es más ligero -con una molécula mucho más pequeña- que una crema humectante. Por lo tanto, si te pones  primero la crema humectante y después el suero, lo que sucederá es que este no llegará a penetrar, ya que hay una molécula más grande que lo está obstruyendo.